Como preparar una entrevista de trabajo

En la época que me ha tocado vivir, encontrar un trabajo es algo cada vez más complicado. Por ello, el hecho de que te llamen para hacer una entrevista es motivo al menos de ilusión.

Si buscamos por Internet, todos los gurús del RRHH nos comentan que tenemos que preparar la entrevista. El hecho de preparar la entrevista no es solo buscar en que trabaja la empresa, es un proceso un poco más especial. Vamos a dividir en 2 los procesos para “atacar” la entrevista, por un lado las preguntas estándar y por otro lado algunos humildes consejos.

Preguntas estándar

Con poco que busquemos encontraremos listas de preguntas que pueden hacernos en una entrevista de trabajo. No hay que prepararlas todas, pero si tener una idea de que decir para no quedarse nunca en blanco.

  • Háblame de tus defectos

Es una pregunta típica, el ya manido “soy demasiado perfeccionista” o “me exijo demasiado” no cuela, será mejor tener una nueva táctica. Debemos tener en cuenta que el entrevistador busca la opinión que tú tienes de ti  mismo.

Todo el mundo tiene defectos. Ten lo en cuenta antes de empezar la entrevista. Sé honesto. La clave, según los expertos, es ser capaz de convertir un defecto en una posible virtud para la empresa. Por ejemplo habla de la puntualidad.

  • Cuéntame un reto difícil que hayas superado.

No tienes que contar la muerte de tu perro o la de tu hamster, cuenta como esforzándote (sin exagerar demasiado) pudiste solucionar ese reto.

  • Háblame de tus trabajos anteriores

Lo más importante en esta pregunta son 2 cosas: Aprenderse el curriculum, parece una obviedad, pero es necesario conocer al dedillo porque has puesto cada cosa. Decir que conoces SAP si lo más cerca que estuviste de SAP fue al verlo en una pantalla cuando estuviste de excursión por el departamento de ventas no es bueno.

No comentes cosas negativas de tus anteriores trabajos, no seas una persona rencorosa, quédate solo con lo bueno de los trabajos anteriores (con lo que aprendiste con las cervecitas con algunos compañeros después de currar,…) no sirve de nada atormentarse y atormentar al entrevistador por una mala experiencia en trabajos anteriores.

El ejemplo de una ‘mala’ respuesta (para mí). “Soy una persona de retos y cuando no avanzo o me incentivan me aburro rápidamente”.

  • Cual es tu mayor debilidad

Contestar con el clásico “soy perfeccionista” es trillado, aunque sea cierto. Puedes admitir otros defectos, por ejemplo, soy ‘impaciente’, la clave es explicar ¿cómo trabajas para solucionarlo?, sin que perjudique tu desempeño y el del área al que optas

  • Estas satisfecho con tu carrera hasta el momento, o que cambiarías de tu pasado

El entrevistador puede percibir qué tan honesto eres o no en esta respuesta, así que empieza por evaluar – contigo mismo (a): ¿qué esperas de este empleo?, ¿qué te significa?, ¿qué piensas aportar?, ¿lo quieres porque ‘no te queda de otra’? o realmente te agrada. La respuesta a estas cuestiones ayuda a generar un acercamiento más productivo con los empleadores, y a definir qué tipo de respuestas puedes dar, si quieres quedarte en ese trabajo.

Consejos

  • Mantén la calma y piensa las respuestas antes de hablar.

Ante una conversación sobre tus dificultades o los problemas sufridos en puestos anteriores, no te precipites. Piensa bien lo que vas a decir antes de verbalizar tus opiniones. Si necesitas crear un breve silencio, hazlo. No te preocupes por no contestar rápidamente. Por otra parte, evita los tics verbales y las muletillas. No abuses de expresiones como “en fin”, “ya sabe”, “es decir”, etc.

  • No te esfuerces por ocultar despidos anteriores.

Si en el empleo anterior fuiste despedido y el entrevistador te pregunta por las causas, no es necesario mentir o tratar de ocultar situaciones que no te favorecen. Si hubo problemas personales con las personas que dirigían el proyecto, trata de presentarlo de una forma positiva. Lleva la conversación a un punto en el que puedas exponer el aprendizaje extraído de aquella coyuntura. Trata de destacar todo lo positivo que aprendiste y y expón a tu interlocutor cuánto te han servido para afrontar con fortaleza nuevas oportunidades.

  • Preguntas con psicología y estimaciones de Fermi

En Barrapunto (p.e. aquí y aquí) se ha debatido unas cuantas veces sobre entrevistas y las estimaciones de Fermi son un recurso inagotable de artículos.

Según la wikipedia “En física se denomina problema de Fermipregunta de Fermi o estimación de Fermi, en homenaje al físico Enrico Fermi, a problemas que involucran el cálculo de cantidades que parecen imposibles de estimar dada la limitada información disponible”.  Por ejemplo algunas de estas preguntas son: ¿Cuántas gasolineras hay en EEUU? o ¿Cuántos afinadores de pianos hay en San Francisco? Aquí un post de ejemplo.

  • Cuida tus gestos

Es importante estar cómodo en una entrevista de trabajo (todo en su justa medida), pero a menos lo mínimo sería mirar a los ojos del entrevistador (no hay que parecer un asesino en serie). Realizar una escucha activa (decir de vez en cuando de acuerdo, vale,… pero sin abusar) Incluso sonreír de vez en cuando estaría bien.

 

Algunos procesos de selección

Aquí Rafa Vargas nos cuenta como realiza él sus procesos de selección: http://rafavargas.com/2012/07/09/mis-procesos-de-seleccion IMHO Un proceso de selección en condiciones

En este otro post Luís Díaz cuenta como fue su proceso en INDRA http://luisdiazdeldedo.blogspot.com.es/2009/04/proceso-de-seleccion-de-indra-trucos.html

Anuncios

Comenta la entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s